33 modos de ahorrar en tus compras

33 modos de ahorrar en tus compras

Publicidad

A veces es habitual oír a personas quejándose de que no ahorran, es cierto que existen familias que tienen unos ingresos demasiado bajos y eso les impide ahorrar, pero también es cierto que otros muchos tienen ingresos suficientes para vivir normal y además ahorrar. ¿Cómo?

Para empezar ofrecemos una lista de apartados en las compras habituales de una persona media en la que se puede ahorrar, sin que esto suponga demasiado esfuerzo o sacrificio.

4686541187_024d33d50b_o.jpg

Tabaco

Los fumadores tienen un agujero negro en su cartera. Aparte de las consecuencias en la salud, el tabaco no deja de ser un producto fuertemente cargado de impuestos que se lleva un buen porcentaje del sueldo. Así que deja de fumar y aparte de mejorar tu salud, tu bolsillo estará más lleno.

Alcohol

Obviamente es más barato ser abstemio que beber, pero no te pediremos este sacrificio. Pero sí sucede que muchas veces las copas que se beben fuera de casa suele estar mucho más caro de lo que se ofrece en casa, en el mejor de los casos. Lo mismo para las cervezas y el vino.

1572673316_3db6f195a4_o.jpg

Ropa sin descuento

Hay gente que tiene más ropa de la que va a usar el resto de su vida, acumulándola en cajas, armarios y cajones. Si necesitas ropa nueva, espera a rebajas, promociones puntuales, prueba en un outlets o cualquier otra opción en la que no vayas a pagar el precio más alto por la prenda.

Menú del día

¿Comes de menú en el trabajo? Aunque en ocasiones debido a la subvención que hace la empresa puede que esté tirado de precio o incluso sea gratuito, también es cierto que es raro que un menú del día baje de diez euros, ¡lo que puede suponer 200 euros al mes!

Aprende a cocinar platos sencillos que puedas llevar en un tupper al trabajo y seguramente ahorrarás dinero y tu salud te lo agradecerá al tomar una opción sana, en vez de acompañar todo con patatas fritas.

Comida innecesariamente procesada

Revisa tu cesta de la compra ¿hay comida innecesariamente procesada o en paquetes demasiado pequeños? El arroz se puede comprar listo, pero también es cierto que preparar una gran cantidad de arroz y congelar el resto. ¿Fruta cortada? ¿Sandwiches de jamón y queso ya hechos? Puede que sean una opción cuando estamos de viaje, pero claramente en nuestro día a día son un desperdicio de dinero.

Compras en aplicaciones del móvil

Comprar artefactos en juegos para el móvil, vidas adicionales o personalizaciones muchas veces es un gasto innecesario, especialmente si nos cansamos fácilmente del juego. Dejemos eso y seguramente encontraremos algo mejor que hacer.

34916752901_660ec5dbe5_o.jpg

Gimnasios que no usas

Ya hemos hablado alguna vcez de cómo los gimnasios van a hacer mucho dinero con tu operación bikini. Aunque los gimnasios ofrecen muchos servicios por poco dinero, si no los usas son muy caros. Así que no te apuntes si no lo vas a usar, ni tampoco si lo usas tan poco que te sale más a cuenta comprar pases diarios.

Libros

Aquí algunos dirán ¿libros? Sí, porque muchos libros que se compran nunca se llegan a leer. Incluso se podrían haber obtenido gratis en la biblioteca más cercana. Muchos clásicos sin derechos de autor ya están disponibles para su descarga gratuita, así que sí, se puede ahorrar en el apartado de libros.

Paquetes de televisión

¿Pagas por ver la televisión? La TDT ofrece decenas de canales gratuitos. Además las plataformas de streaming ofrecen muchos contenidos disponibles que se pueden disfrutar en el momento justo en el que queramos y no cuando son emitidos. Así que si quieres ahorrar revisa lo que puedes recortar en tu factura de televisión, muy probablemente ni siquiera la estés usando.

Reparaciones simples

Arreglar suele ser más barato que comprar nuevo, y arreglar nosotros suele significar ahorrar más dinero. Muchas cosas se pueden arreglar por nuestra cuenta, y Youtube está lleno de tutoriales sobre cómo hacerlo.

En este capítulo del gasto cada uno conoce sus propios límites de lo que es capaz de hacer y de lo que no, así como del tiempo y recursos que tiene disponibles, pero nunca está de más preguntarnos si lo podemos hacer nosotros.

5463888252_d0a8e4e0ec_o.jpg

Comisiones de tarjetas

¿Aún pagas comisión de mantenimiento por tu tarjeta de débito y tu tarjeta de crédito? La mayor parte de las entidades financieras ofrecen tarjetas de débito gratuitas y existen empresas que ofrecen tarjetas de crédito gratuitas (cuando no lo ofrece nuestro propio banco) que se pueden configurar en pago a fin de mes sin intereses. Así que negocia o busca alternativas gratuitas, a veces sin necesidad de cambiar de banco.

Intereses de tarjetas de crédito

¿No pagas el saldo de tus tarjetas de crédito a fin de mes? La verdad es que lo que estás haciendo es pagar uno de los intereses más altos que hay disponibles en financiación al consumo. Si es una compra pequeña ahorra para la misma, si es más grande un préstamo al consumo muchas veces tiene mejores condiciones o puede que el vendedor incluso ofrezca financiación gratuita.

Comisiones por descubiertos en cuenta

¿Te quedas a saldo negativo en cuenta corriente? Ahorra y ten un colchón mínimo para no pagar las comisiones por descubierto que te hace la cuenta. El importe mínimo ronda entre los 15 y 35 euros, si todos los meses lo pagas, a los seis meses es más dinero que el colchón que necesitas para no quedarte a cero.

Recargos por descubiertos

¿Has tenido descubierto en tu cuenta corriente? Aparte de los intereses que puede que necesites pagar, las comisiones por descubierto oscilan entre quince y treinta y cinco euros, dependiendo de la entidad bancaria. Así que ahorra y ten un colchón para dejar de pagar estas comisiones.

Préstamos pequeños

¿Necesitas un poco de dinero rápido para llegar a fin de mes? ¿Tal vez para un capricho? ¿No quieres dar muchas explicaciones ni esperar? Estás de suerte porque hay muchas empresas en el mercado que están dispuestas a prestarte el dinero, a un interés muy alto. Así que mejor que te aguantes el capricho hasta que venga la próxima nómina y no pagues unos altos intereses por algo que en el fondo no necesitas. Además, con el tiempo seguramente podrás tener un pequeño colchón para este tipo de caprichos.

5276348473_5a8aa288f4_o.jpg

Juego y apuestas

Hay quién se divierte jugando o apostando, yo no. Pero recordemos que la banca siempre gana y que si alguien va a romperla, no vas a ser tú. Así que mejor quita ese apartado de tu gasto y utilízalo en formarte para incrementar tus ingresos, por ejemplo.

Lotería

Se suele decir muchas cosas sobre la lotería, que si es el impuesto sobre aquellos que no saben matemáticas, que si es una forma de sacar dinero a los pobres… En el fondo no deja de ser algo bastante innecesario y las probabilidades de que te toque son muy pequeñas, así que mejor dedica ese dinero a invertirlo. Algunos estarían mucho mejor financieramente si hubieran comprado acciones de varias empresas y sectores que si lo hubieran puesto en la lotería en la que apenas han ganado un reintegro.

5975941523_9d29243e80_o.jpg

Caramelos y chucherías

¿Todavía compras bombas de azúcar? Claramente no hacen bien a tu salud, y aunque son baratas, es un gasto innecesario con un valor nutricional cero. No, no es obligatorio comerse una bolsa de gominolas cada vez que ves una película. Por tu salud y por tu bolsillo, revisa ese apartado de tu compra.

Multas de tráfico

Es poco dinero, me puedo permitir la multa. Cierto, pero también ese dinero estaría mejor en tu bolsillo que en el de la DGT. Así que mejor cumple las reglas, y aparte de afectar menos a tu bolsillo iremos por la carretera más seguros todos.

Extras de aerolíneas

¿Pagarías cientos de euros por sentarte en una butaca de cuero? En realidad eso hacen muchas personas que pagan más por el asiento más caro de la aerolínea. Tampoco es necesario elegir el asiento, se puede viajar con poco equipaje si es por pocos días. Viajas no es necesariamente caro, viajar lujosamente es increíblemente caro.

Productos de marca en el supermercado

La mayor parte de los productos de marca blanca tienen una calidad aceptable, a veces equivalente al producto de marca. Así que prueba si el producto inferior te satisface lo suficiente como para que lo consumas, y ahorres dinero.

9100250425_070e52428c_o.jpg

Revistas que no lees

¿Arrasas el quiosco de prensa por revistas? Si es así ¿has pensado en aprovechar la oferta de descuento de suscripción? Y si ya estás suscrito ¿te da tiempo a leerlas o se acumulan sin que las abras? ¿Puede que te merezca la pena comprarlas sólo cuando tienes tiempo? Hoy en día pasamos cada vez más pegados a pantallas, no al papel satinado.

Coleccionables

Todos los años a final del verano, las empresas lanzan sus coleccionables. Muchas de estos coleccionables no son sino objetos que sólo servirán para acumular polvo hasta que nos hartemos de tenerlo en casa.

Uñas

Te diré un secreto, no es necesario llevar una manicura perfecta ni decorar las uñas todos los días, por muy barato que ofrezcan el servicio muchas tiendas. Así que eliminar o reducir ese apartado de tus gastos habituales ayudará a tus maltrechas finanzas.

Hoteles

Obviamente cuando viajamos en algún sitio nos tenemos quedar, pero muchas veces contratamos un hotel que ofrece más servicios de los que realmente necesitamos. Busca alternativas e incluso cupones descuento que son fáciles de conseguir. Al fin y al cabo, para la mayor parte de los viajes los hoteles no son más que un sitio donde guardamos las maletas y donde dormimos por la noche.

Electricidad y gas

¿De verdad necesitas tanta potencia contratada? Muchas personas tienen más potencia contratada de lo que necesitan, incluso aunque encendieran todos sus electrodomésticos a la vez. ¿Es necesario estar en casa como en verano en invierno y con manga larga en verano? Además con el etiquetado es muy fácil distinguir los electrodomésticos de menor consumo, así como el resto de aparatos eléctricos de la casa (como las bombillas). Controlar lo que gastamos en energía puede hacer mucho por nuestra economía doméstica.

244926729_ffd50fae49_o.jpg

Gasolina y gasoil

Asúmelo, no eres Fernando Alonso por lo que no necesitas correr y unos hábitos de conducción eficiente seguramente reducirían tus visitas a la gasolinera a lo largo del año. Aunque en España pueda estar más barato que en nuestro entorno, el carburante es una buena porción de los gastos diarios o de nuestro viaje.

Incluso si estás cambiando de coche, ¿estás seguro de que lo necesitas tan grande o uno más pequeño y menos gastón te puede hacer el mismo servicio? ¿De verdad vas a usar las capacidades de uso fuera de carretera de ese SUV que estás mirando o lo que vas a hacer es pagar por un coche más caro, con peor dinámica de conducción (por su posición más elevada), con recambios más caros y que va a dar más beneficio al fabricante que un coche más normal?

Bebidas azucaradas y zumos

No, no es necesario comer con una botella de refresco todos los días. De hecho lo recomendable es que sea con agua. Los refrescos contienen una gran cantidad de azúcar que causa obesidad, como dicen innumerables estudios. Así que hazle un favor a tu salud y tu bolsillo y cambia los refrescos por agua a la hora de las comidas.

Esto también vale para los zumos, que aunque son percoibidos como más sanos muchas veces vienen con azúcares añadidos. Los nutricionistas recomiendan comerla fruta entera, para aprovechar todos sus nutrientes y fibra.

Cafés sofisticados y smoothies

Aunque el café nos pueda ayudar con nuestro trabajo y estudios, no hace falta un “Pumpkin spice Latte XL” para empezar el día., todos los días. Los smoothies de frutas pueden estar deliciosos, pero tampoco son muy difíciles de hacer en casa por una fracción del coste. Así que si quieres ahorrar, disfruta de placeres más sencillos o aprende a hacerlos tú mi mismo en casa.

2611799316_193f72eefc_o.jpg

Gadgets

Todos conocemos al típico que siempre tiene lo último en tecnología, y gran cantidad. El teléfono móvil se cambia cada vez que se lanza un modelo nuevo, tiene decenas de juguetes, su casa parece del futuro, etc. Lo que no nos cuenta es que no tiene ningún ahorro y apenas llega a fin de mes porque todos los meses está comprando algo nuevo.

Por supuesto todos tenemos nuestras aficiones, pero si lo que nos gusta es la tecnología, alargar la duración de los productos, comprarlos poco a poco e incluso acudir al mercado de segunda mano son sólo algunas de las opciones que puedes hacer para reducir este apartado de gasto.

Datos del móvil y paquetes de telecomunicaciones

¿Contratas más servicios de los que necesitas? Muchas veces si revisamos los servicios de telecomunicaciones que hemos contratado proporcionan más servicio del que necesitamos. ¿Tienes contratados muchos gigas con el móvil? Tal vez deberías de usar más las redes wifi. ¿Cuántos megas tienes contratados de descarga? El paquete básico suele ser más que suficiente para la mayor parte de los hogares, especialmente los pequeños. ¿Merece la pena esos euros extra por unos pocos segundos al día? Lo más probable es que no.

Más producto del que vas a usar

¿De verdad necesitas toda esa cantidad de tal o cual producto? Aunque si no es perecedro puede ser una buena idea, lo cierto es que muchas veces compramos comida que se nos pone mala en la nevera, sólo porque “era barata”. Mejor comprar justo lo que vayamos a usar.

Agua embotellada

En España el agua del grifo es de calidad suficiente en la mayor parte de las ciudades como para tirar el dinero bebiendo agua embotellada. Una botella reutilizable es barata y después de unos cuantos usos seguramente habrás ahorrado lo suficiente como para que te salga a cuenta.

Por supuesto estoy seguro de que los lectores tienen en la cabeza muchos más apartados en los que se puede ahorrar en nuestros gastos diarios, por lo que seguro que nos pueden contar más en los comentarios.

Imagen | alamosbasement, Alexo!, Jose C Silva, jwstrength79, frankieleon , Håkan Dahlström, Rusty Clark ~ 100K Photos, César Guadarrama, raindog808 y cvander

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio