Así es el marco fiscal que plantea el Gobierno de Sánchez

Así es el marco fiscal que plantea el Gobierno de Sánchez

Publicidad

El gran problema de cada nuevo gobierno es qué hacer con los impuestos de España. Este es otro asunto que tiene sobre la mesa el Gobierno de Sanchez para mejorar los ingresos del sistema de financiación español y hacer posible un mayor gasto social.

A este asunto, las propuestas de gravámenes a ciertos sectores para tratar de mejorar la viabilidad de un sistema de pensiones maltrecho o disminuir el déficit de una Seguridad Social cada vez más negativa.

Nos podemos preguntar: ¿Qué nuevos impuestos está pensando el Gobierno del PSOE?

El impuesto a las entidades bancarias o a las empresas tecnológicas

El gran problema de cualquier gobierno, actualmente en España, es hacer viable el sistema de pensiones y cómo llevar a cabo una reforma sin salir perjudicado de eso. Las protestas de jubilados son continuas llevaron al Gobierno del PP a incluir en los Presupuestos Generales del Estado del 2018 un aumento de las pensiones más bajas mayor del 0,25 por ciento.

Pero esto claramente sólo es un parcho, el sistema de pensiones español presente un gran reto de cómo se debe hacer viable. En este sentido, el PSOE cuando estaba en la oposición la posibilidad de un impuesto a las entidades bancarias para pagar los gastos generados por las pensiones en España.

A esto, se le puedo añadir, la posibilidad que abrió Cristóbal Montoro, cuando era Ministro de Hacienda, de imponer un impuesto a la empresas tecnológicas con el mismo propósito que ahora se plantea desde el Gobierno de Pedro Sánchez.

Ni el impuesto a las entidades bancarias ni el impuesto a las empresas tecnológicas convence a los sectores implicados. En el caso de las entidades bancarias, han comentado que la imposición de un impuesto acabaría teniendo repercusión en el precio, haciéndolos más caros, de los préstamos y créditos a los consumidores. Una idea también que se comparte desde el Banco de España.

Este decir, este tipo de impuesto sobre las entidades bancarias acabaría aumentado el coste de los productos bancarios, como son los créditos o los préstamos, reducirían los intereses de los depósitos bancarios y aumentaría el interés el coste de los servicios bancarios, como sería el mantenimiento de la cuenta.

Impuestos verdes

Otro tema que el Gobierno de Sánchez ya ha indicado sobre el marco fiscal es el aumento de la presión fiscal para evitar que las empresas realicen comportamientos que afecten negativamente contra el medio ambiente.

El ministerio de Hacienda estaría analizando que posibles vías habría según los establecido en el Acuerdo de París y el objetivo de reducir la utilización del carbón dentro de la economía española.

Entre las diferentes medidas del Gobierno, estaría la de incrementar el impuesto especial sobre el gasóleo igualando al impuesto de las gasolinas. De esta manera, los vehículos con motor diésel que actualmente pagan un impuesto especial de 30,7 céntimos de euro por litro, pasarían a pagar 40,25 céntimos de euro por litro. Es decir, un aumento de 9,55 céntimos de euro más por litro.

Aquí no se acabarían las medidas del Gobierno de Sánchez. También estaría analizando crear 4 nuevos impuestos de carácter verde junto con la reforma de algunas figuras tributarias relativas a la energía para intentar luchar contra el calentamiento global.

Un impuesto sobre el CO2, otro impuesto sobre los óxidos nitrosos, otro impuesto sobre los residuos tóxicos y otro impuesto sobre los residuos de bolsa o embalajes son los impuestos que está analizando el Gobierno.

Junto a estos impuestos se querría incluir cambios en los impuestos de matriculación y realizar una reforma dentro de los gravámenes relativos al impuesto especial sobre la electricidad y del canon de vertidos.

Eliminar el tope de las cotizaciones más altas

Otro de los cambios fiscales que quiere realizar el Gobierno del PSOE es eliminar el tope de las cotizaciones más altas. Esto significa que hasta este momento existe un límite a partir del cual, aunque ganes un salario mayor ya no pagas más IRPF.

Por tanto, el Gobierno del PSOE quiere eliminar este tope con el objetivo de luchar contra el déficit de la Seguridad Social al aumentar los ingresos del sistema fiscal a través del IRPF. Este es un posible mecanismo para garantizar la solvencia y la sostenibilidad del sistema de pensiones.

En este sentido, el Gobierno cree que existe la necesidad de racionalizar los gastos del sistema de Seguridad Social para lo que habría que revisar la política de bonificaciones de las que se benefician las empresas y eliminar el tope de las cotizaciones máximas, al tiempo que se añaden nuevas figuras impositivas al sistema.

Impuestos sobre las grandes empresas

En la línea impositiva del Gobierno de Sánchez estaría relacionado con qué hacer con impuesto de sociedades que tienen las grandes empresas. Se estaría analizando que las grandes empresas que tributen por un mínimo del 15 por ciento del resultado contable.

Este aumento podría se incluso superior, ya que el Gobierno de Sánchez está analizando la posibilidad de aumentar los impuestos sobre los beneficios a las empresas hasta un tipo mínimo de entre el 18 por ciento y el 20 por ciento para los grupos consolidados.

En El Blog Salmón | ¿Es verdad que los españoles pagan menos impuestos que la media europea?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio