¿España se hunde de nuevo?

¿España se hunde de nuevo?

Publicidad

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha pedido este martes no llegar a conclusiones precipitadas sobre los datos de paro y turismo, ya que a nivel anual lo datos de empleo han mejorado y se ha aumentado el gasto de los turistas.

Calviño sostiene que el aumento del desempleo o la disminución de las afiliaciones a la Seguridad Social no es buena noticia, si bien lo importante es no llegar a conclusiones apresuradas basándose en datos aislados de uno mes o un indicador en concreto.

Nos podemos preguntar: ¿Podemos considerar que Calviño tiene razón? ¿Esto es sólo un hecho aislado?

El mercado laboral se recupera, pero solo el femenino

Durante el pasado mes de junio se ha marcado un nuevo récord de mujeres ocupadas en España y se han contabilizado en la Seguridad social 8,779 millones de mujeres, una cantidad que superar a los 8,249 millones de mujeres que había en junio de 2008, y que es un dato representativo de la transformación del mercado laboral durante la crisis.

El avance del empleo femenino, contrasta con la contracción del empleo masculino, y se puede observar un trasvase sectorial de la ocupación hacia servicios, con muchas veces con contratos a tiempo parcial.

En España el mercado laboral ha realizado un efecto acordeón al pasar los años de la crisis y la recesión económica tras años de demasiado despilfarro con una recuperación del empleo femenino, mucho más concentrado en el sector servicios, que ahora tiene más puestos de trabajo que en el ciclo anterior, y una pérdida bastante acentuada del empleo masculino.

En el registro de cotizantes de la Seguridad Social aún faltan más de 1 millón de empleos entre los hombre (12,014 millones en 2008 y 10,284 millones ahora), en la estadística de la EPA se ve una reducción en 1,73 millones, como se puede ver en la gráfica “Evolución del empleo por género en la EPA de 2008 a 2018”:

Evolucion Del Empleo Por Genero En La Epa

Es decir, la ocupación masculina en EPA, está en el 85,6 por ciento del máximo, mientras que entre las mujeres el nivel está en el 98,56 por ciento, del máximo de 2008, y solo contabiliza ya 124.700 ocupadas menos que entonces.

A nivel general, la Seguridad Social los cotizantes están a poco menos del 2 por ciento del récord de 19,37 millones de ocupados, casi 9 puntos porcentuales. Es trasvase de género se detecta también en el número de activos y tasa de actividad (porcentaje de personas dispuestas a trabajar), que reacciona también a los ciclos, como se puede ver en la gráfica “Evolución tasa de actividad de 2008 a 2018”:

Evolucion Tasa De Actividad 2008 A 2018

Si cuando se implantó la crisis los empleos activos rozaban los 23 millones, el 60 por ciento de los mayores de 16 años y menores de 65, la cifra se amplió hasta los 23,5 millones por la llegada de las mujeres buscado trabajo y rentas para aliviar la pérdidas de empleo de los hombres, para descender de nuevo hasta el mismo nivel antes de la recesión.

Pero mientras los hombres activos se ha reducido en una década en 900.000, las mujeres activas han aumento en 780.000, la tasa relativa masculina ha decrecido en 5 puntos en el periodo, mientras la de las mujeres se ha aumentado en 3.

La pérdida de empleo masculino no está sólo en la pérdida de la ocupación en la construcción, también se ha perdido en la industria en 676.000 puestos de trabajo, de 3,25 millones de empleos a 2,67 millones, y el mayor golpe ha sido en el empleo masculino, de medio millón de puestos de trabajo.

Hace falta una nueva reforma laboral ya que tenemos 'Working poors'

Actualmente, con el nuevo Gobierno del PSOE, se anuncian algunos cambios, habiéndose producido en estos últimos días reuniones con los sindicatos y la patronal para reformar aspectos concretos de mayor urgencia.

La pregunta que nos puede surgir ahora: ¿es necesaria la reforma del mercado laboral? y ¿por qué?

La respuesta a esta pregunta es de sí. Hay que modificar aspectos de nuestra normativa laboral actual, provenientes de la reforma de 2012, porque más del 13 por ciento de los trabajadores se sitúa en nuestro país por debajo del umbral de pobreza relativa, generando lo que se denomina como working poors (trabajadores pobres).

Estos datos demuestran des un punto de vista social, pero también con respecto a la falta de iniciativa e impulso por parte de los diferentes gobiernos en la adopción de medidas reales, contundentes, efectivas y específicas para reducir las consecuencias ocasionadas a las personas más vulnerables en España.

La primera cuestión que se debería de abordar son las modalidades contractuales. El contrato indefinido bonificado de apoyo a emprendedores, de nueva creación en la reforma de 2012, debería ser eliminado porque se basa en dos grandes errores:

  • La denominación como “emprendedores” a empresas de hasta 49 trabajadores y no a las microempresas o micropymes.
  • Por el periodo de prueba de 1 año, de dudosa legalidad, incluso a nivel internacional.

En este sentido, este contrato ha degenerado su finalidad, siendo un mecanismo de empleo temporal, pero, además, sin las garantías propias de un contrato indefinido, por ejemplos, de la indemnización que debe cobrar el trabajador.

Respecto a la adopción de medidas flexibilizadoras en las empresas y el aumento del poder unilateral del empresario, es necesario retomar el sistema previo que se llevaba a cabo para 2012.

Entre otras, menciona la distribución irregular de jornada en un 5 por ciento por el empresario, a falta de convenio o acuerdo colectivo a empresa, pues se le otorga la misma validez a la decisión unilateral del empresario que al acuerdo colectivo que tiene fuerza normativa.

Referente a las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción para la adopción de grandes modificaciones de condiciones de trabajo, reducciones y suspensiones del contrato o despidos colectivos sería muy necesario volver a introducir la objetivación, para que la medida sea razonable al fin perseguido.

Además, es deseable volver a la necesidad de autorización de la autoridad laboral para la ejecución de decisiones muy discutibles como las suspensiones, reducciones o despidos colectivos.

Por último, se deben revisar las indemnizaciones, reglas de ordenación y estructura de negociación colectiva. La gran reducción de las indemnizaciones por despido improcedente de 45 días a 33 días por año trabajado, reduciendo el máximos de 42 mensualidades a 24 o la eliminación de los salarios de tramitación en caso que, ante un despido improcedente, la empresa optase por la indemnización y no por la readmisión (opción que si se ha mantenido para los representantes de los trabajadores).

El cambio de reglas de ordenación y estructura de negociación colectiva:

  • Prioridad aplicativa de convenio de empresa en determinadas materias.
  • Posibilidad de revisión del convenio durante su vigencia.
  • La desaparición de la ultraactividad indefinida, provocando el impulso forzoso a una negociación a último momento con respecto al convenio.

El principal motor de la economía, el turismo, se está estancando

El turismo es y ha sido uno de los principales motores que ha ido sacando poco a poco la economía española de la crisis financiera y también se ha convertido uno de los sectores donde se han creado más empleos.

Durante esta primavera, el sector turístico español tenía trabajando a 2,65 millones de personas. Esta cifra roza el máximo que alcanzó la construcción en pleno boom y supone un 13,7 por ciento del total del trabajo que hay en España, es decir, 6 décimas más que la construcción durante el 2007.

No obstante, la temporalidad, está por encima del 35 por ciento, siendo mayor que en el conjunto del mercado laboral español.

Sin duda que España sigue teniendo muchos millones de turistas, y más que Turquía y Egipto juntos, y las llegadas de los turistas se están estancando. Claramente, se tiene que actuar cuando hay tiempo, y ocuparse en vez de preocuparse sin poner solución.

El segmento que más está sufriendo son los hoteles que ofrecen productos 'low cost' y apartamentos turísticos, cuyas pernoctaciones se ha reducido en un 6 por ciento.

La causa principal es la estrategia de este segmento, hoteles y apartamentos turísticos, que dependen totalmente de las ventas que realizan los turoperadores, y al no tener contacto directo con sus clientes no los pueden fidelizar sino a través del precio que están ofreciendo.

Teniendo en cuenta que los países emergentes son los países objeto de las acciones de nuestros hoteles, se debe aprovechar para realizar acciones para atraer este público hacia nuestro país, a través de acciones propias o a través de los turoperadores.

Por una parte el sector hotelero se está produciendo una concentración, para reducir costes y poder competir mejor en el mercado, ofreciendo una mejor oferta de servicios. En definitiva, para adaptarse mejor a los cambios e impulsar la internacionalización de sus hoteles.

Tanto adaptarse mejor a los cambios del sector turístico, como impulsarse a nivel internacional ayuda a aumenta la rentabilidad y la inversión, renovar el diseño de los hoteles y aumentar la satisfacción de los clientes que entran por sus puertas.

Claramente este es la clave que ha permitido el aumento del empleo y ha mejorado los salarios de los trabajadores que están trabajando en el sector del turismo.

Los hoteles españoles que compiten con el sector turístico de Turquía o el Egipcio sólo podrán sobrevivir pagando el nivel de salarios de Turquía y, por consiguiente, dudo mucho que pase eso, ya que claramente los sueldos están por encima de los sueldos de los trabajadores turcos o egipcios.

Así afectará a la banca el nuevo impuesto al sector financiero

La reforma que plantea el Gobierno del PSOE establecer los siguientes aspectos: introducir un impuesto de nueva creación para la grandes empresas tecnológicas, aplicar un impuesto a la banca con el objetivo de recaudar alrededor de 1.000 millones de euros con los que financiar las pensiones y reformar el impuesto de sociedades para establecer un tipo mínimo que no se inferior al 15 por ciento.

Para reducir las exenciones que permiten a las empresas reducir la factura del impuesto de sociedades, cuyo tipo general está actualmente en el 25 por ciento y para las entidades bancarias en el 30 por ciento, una de las alternativas que piensa el Gobierno es la posibilidad de neutralizar el uso de los activos fiscales diferidos (DTAs).

Los activos fiscales diferidos (DTAs) son conocidos también como los créditos fiscales, cuando su activación permita a una empresa a disminuir el tipo efectivo del impuesto de sociedades por debajo del 15 por ciento. Por tanto, la neutralización de las DTAs tiene un efecto negativo sobre el resultado de las empresas.

Las empresas que componen el IBEX 35, acumulan en sus balances a finales del 2017 alrededor de 100.000 millones de euros en créditos fiscales, provenientes de pérdidas, saneamientos y aportaciones a planes de pensiones realizados en ejercicios de años anteriores.

El tratamiento de estos activos fiscales diferidos (DTAs) es uno de los aspectos más complicados de la reforma del impuesto de sociedades, ya que reduce el tipo nominal al que se deducen las empresas los créditos fiscales, o eliminar esta deducción, podría suponer un importante efecto negativo para las empresas del sector financiero español.

Debemos recordar que esto fue uno de los aspectos por los que, en 2014, el exministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro, no aplicó sobre las entidades financieras la rebaja del impuesto de sociedades del 30 al 25 por ciento.

Otros impuestos dentro del marco fiscal de nuevo gobierno

El Gobierno de Sánchez ya ha indicado sobre el marco fiscal es el aumento de la presión fiscal para evitar que las empresas realicen comportamientos que afecten negativamente contra el medio ambiente.

Entre las diferentes medidas del Gobierno, estaría la de incrementar el impuesto especial sobre el gasóleo igualando al impuesto de las gasolinas. De esta manera, los vehículos con motor diésel que actualmente pagan un impuesto especial de 30,7 céntimos de euro por litro, pasarían a pagar 40,25 céntimos de euro por litro. Es decir, un aumento de 9,55 céntimos de euro más por litro.

Aquí no se acabarían las medidas del Gobierno de Sánchez. También estaría analizando crear 4 nuevos impuestos de carácter verde junto con la reforma de algunas figuras tributarias relativas a la energía para intentar luchar contra el calentamiento global.

Otro de los cambios fiscales que quiere realizar el Gobierno del PSOE es eliminar el tope de las cotizaciones más altas. Esto significa que hasta este momento existe un límite a partir del cual, aunque ganes un salario mayor ya no pagas más IRPF.

Por tanto, el Gobierno del PSOE quiere eliminar este tope con el objetivo de luchar contra el déficit de la Seguridad Social al aumentar los ingresos del sistema fiscal a través del IRPF. Este es un posible mecanismo para garantizar la solvencia y la sostenibilidad del sistema de pensiones.

En este sentido, el Gobierno cree que existe la necesidad de racionalizar los gastos del sistema de Seguridad Social para lo que habría que revisar la política de bonificaciones de las que se benefician las empresas y eliminar el tope de las cotizaciones máximas, al tiempo que se añaden nuevas figuras impositivas al sistema.

El Gobierno del PSOE mantiene sus previsiones de crecimiento

Después de ver todo esto, se puede observar que los afiliados a la Seguridad Social han aumentado un 3 por ciento en los afiliados, y una reducción del paro registrado del 6 por ciento, y han aumentado la contratación indefinida.

El Gobierno no ha cambiado las previsiones de crecimiento de la economía en España, por lo que el Gobierno del PSOE mantiene su estimación de que España va a tener un crecimiento con bases sólidas, salvo que se produzca un acontecimiento negativo.

De esta manera, sigue con la previsión del 2,7 por ciento del PIB para el 2018, la misma que predijo el Gobierno del PP. Aunque se puede decir que existe una moderación del crecimiento económico durante el 2018.

El Gobierno del PSOE tiene que adoptar las reformas necesarias en el mercado de trabajo, reducir la dualidad, la rotación, la alta temporalidad laboral y tratar que no existan grandes variaciones en los datos mensuales.

En El Blog Salmón | La crisis del turismo como oportunidad de cambio de modelo para España

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio