Los candidatos a presidir el PP hablan poco de economía, esto es lo que sabemos de ellos

Los candidatos a presidir el PP hablan poco de economía, esto es lo que sabemos de ellos

Publicidad

Después de que la moción de censura derribara al Gobierno del Partido Popular, Mariano Rajoy renunció a seguir liderando el partido, abriendo así una carrera de diferentes aspirantes que pretenden presidir el partido.

El proceso se basa en unas primarias de doble vuelta: Primero votan los afiliados y si no hay un candidato que reúna más del 50% de los votos, obtenga más de la mitad de los votos en 30 circunscripciones, o que tenga una diferencia superior a 15 puntos sobre el siguiente candidato, se pasará a una segunda vuelta en la que los compromisarios elegirán entre los dos candidatos más votados en primera vuelta.

Dado que presidir el Partido Popular implica señalar al próximo candidato para las elecciones generales, nos preguntamos ¿Qué propuestas económicas están haciendo los precandidatos? ¿Difieren de la línea anterior o son continuistas?

Maria Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría: Las favoritas no hablan de economía

Las grandes favoritas para alcanzar la presidencia del Partido Popular son María Dolores Cospedal -actual Secretaría General del Partido Popular y expresidenta de Castilla la Mancha- y Soraya Sáenz de Santamaría -Vicepresidenta en las dos últimas legislaturas del PP-. A día de hoy, ambas están liderando las encuestas con una distancia importante frente al resto un de candidatos.

sora

Curiosamente las grandes favoritas son las mismas que, durante la campaña, no han hecho mención alguna a las medidas económicas, que a su entender necesita el país. En sus respectivas webs como precandidatas -primeroelpp y sorayayapp- no figura ni tan siquiera a unas líneas generales mínimamente analizables.

En la web de comunicación de la precandidata Cospedal se esboza una lista de prioridades bajo el título "Qué es para mí lo primero". Se habla de la importancia de los afiliados del partido, del propio partido, de volver a gobernar y de España como concepto, pero en unas líneas muy generalistas sin marcar un posicionamiento claro sobre los principales retos del país.

Sáenz de Santamaría sigue una línea parecida a Cospedal, tampoco hace mención alguna de las políticas que pretende emprender como candidata a un futuro Gobierno. El único contenido de su precandidatura se centra en una serie de "compromisos con las nuevas generaciones", medidas en favor de la regeneración y dar más transparencia... pero el pensamiento económico brilla por su ausencia tanto en su web de comunicación como en las entrevistas realizadas.

A diferencia de Sáenz de Santamaría, Cospedal ha presidido una comunidad autónoma, Castilla la Mancha, desde junio de 2011 hasta julio de 2015, por lo que se le puede vincular perfectamente a una gestión económica bajo su tutela y unos resultados. Probablemente el punto más destacable de su gestión es que consiguió doblar la deuda, desde los 6.965 millones de deuda viva en 2011, a los 13.426 millones con los que finalmente se cerró 2015 y todo ello, a pesar de las supuestas medidas de austeridad aplicadas.

Sin Titulo

Esto llevó a Castilla la Mancha de ser una de las comunidades menos endeudadas a una con una mayor deuda relativa a su PIB, sólo superada por Cataluña y la Comunidad Valenciana. Una línea de falta de control de las finanzas públicas muy acorde con la presidencia de Rajoy, que abandonó el país con el mayor déficit de toda la Unión Europea.

Ambas tienen algo en común, ninguna públicamente ha esbozado alguna crítica a la línea económica que ha desarrollado el Partido Popular, por lo que se presume una línea más continuista que rupturista si optaran a presidir el país. Recordemos que el Partido Popular alcanzó el Gobierno a finales de 2011 con un programa económico de bajada de impuestos, pero se dedicaron a machacar a la clase media con subidas de IRPF, IVA, Especiales y demás figuras tributarias. De hecho, el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pasado a la historia como el ministro que más ha subido los impuestos en democracia.

Pablo Casado y José Manuel García-Margallo: Los que más hablan de economía

Seguidamente tenemos a Pablo Casado que ocupa el cargo de Vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y José Manuel García-Margallo, que se puso al frente del Ministerio de Exteriores desde 2011 hasta 2016.

Siguiendo la tradición de las grandes favoritas a presidir el Partido Popular, sus respectivas webs de comunicación tampoco hablan de economía. No obstante, en estos días de campaña, sí han expuesto unas líneas económicas más o menos detalladas y muy especialmente en el caso de Margallo.

Pablo Casado carece de un programa económico pero sí se ha posicionado en las diferentes entrevistas en una línea más liberal que la que presenta actualmente el PP, incluso ha señalado al economista Daniel Lacalle como persona a la que "encargaría el programa económico".

casado

En las diferentes entrevistas ha apuntado diferentes medidas de intensa bajada de impuestos como: tramo máximo del IRPF por debajo del 40%, Impuesto de Sociedades al 10%, la supresión de sucesiones, donaciones y patrimonio, diferentes desgravaciones para impulsar la innovación y el emprendimiento y tramos para autónomos para para potenciar esta figura.

La bajada de impuestos está muy bien para como medidas disruptivas a la tradición del Partido Popular de subidas de impuestos, pero, por ahora, no ha detallado en ningún momento en qué partidas recortaría para alcanzar una estabilidad presupuestaria sostenida en el tiempo -A no ser que espere que la curva Laffer lo compense todo y no haya que recortar gasto público-.

La web de Margallo presenta el programa más detallado sobre qué medidas específicas debe adoptar el Partido Popular desde un punto de vista organizativo, un documento informativo muy amplio para los afiliados del partido, que aporta más información frente a los discursos de "brocha gorda" del resto de precandidatos.

margallo

Margallo es el único precandidato que ha presentado un proyecto amplio: Reforma de la Constitución, reforma de la Administración pública en todos los niveles que incluye un nuevo sistema de financiación para las Comunidades Autónomas, un pacto para la regeneración democrática buenas prácticas y gobernanza y un proyecto para Europa tras el Brexit (España ganaría peso político en ese nuevo escenario). Además ha publicado varios libros donde se profundiza en los retos necesarios para España.

Desde el punto de vista económico, se ha destacado como un crítico a la contención del gasto público, afirmó "Nos hemos pasado cuatro pueblos con la austeridad" y ha sido partidario de blindar las pensiones en una Reforma Constitucional. A pesar de ello, el gran puntal económico de su programa se basa en una mayor descentralización de España para trazar perfectamente las competencias de ingresos y gastos entre las diferentes entidades públicas -Estado, Comunidades Autónomas, Entidades Locales y Seguridad Social.

Para ir más en detalle, una mayor descentralización del Estado en la parte de los ingresos como por ejemplo, transferir prácticamente la totalidad del IRPF a todas las CCAA, con la única excepción del ahorro y a los rendimientos empresariales. El Estado tendría la potestad de recaudación del IVA e Impuesto de Sociedades.

Esta medida puede ser muy interesante para España, pues es uno de los países con mayor descentralización del gasto público, en el que las regiones subordinadas al Estado controlan el 40% del gasto público. Que los ingresos no están descentralizados puede inducir a fricciones entre los diferentes niveles de la Administración Pública. Bajo esa reforma se alcanzaría una mayor responsabilidad fiscal entre administraciones... Si una autonomía quiere mayor gasto público deberá responsabilizar a sus ciudadanos con más impuestos.

José Ramón García Hernández y Elio Cabanes Sanchís: Los grandes desconocidos

Los precandidatos José Ramón García Hernández y Elio Cabanes Sanchís son las apuestas más 'outsiders' que cuenta el Partido Popular. El primero ocupa el cargo de Portavoz de Asuntos Exteriores, mientras el segundo es concejal de la Font de Figuera, un pequeño pueblo de la provincia de Valencia.

Si Margallo apuesta por una mayor descentralización de España, su némesis sería José Ramón García Hernández que apuesta por una mayor recentralización. En este caso apuesta que el Estado se haga cargo de las competencias de Educación y Sanidad que son los dos pilares básicos de gasto público para las Comunidades Autónomas.

El precandidato Elio Cabanes Sanchís ha mantenido una línea muy crítica con las decisiones de Mariano Rajoy al frente de la presidencia del Gobierno, la última crítica fue derivada de la moción de censura, que comentó llegó a acusa al Presidente Rajoy de dejar a España ante "la peor izquierda que ha existido en nuestro país".

Sin embargo, más allá de la crítica, no hay propuestas de fondo en sus candidaturas. Nada que pueda ser sometido a debate para valorar los puntos positivos y negativos desde un punto de vista meramente económico.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio