Efectos económicos de una posible salida de Cataluña de España

Efectos económicos de una posible salida de Cataluña de España

Publicidad

Según las declaraciones de ayer del President Puigdemont, la independencia ha quedado en periodo de gracia para poner por delante el dialogo con el Estado Español, pero todavía existen riesgos para los catalanes que no se han aclarado por parte del Govern de la Generalitat.

Sigue habiendo un escenario político que deja dudas a todos los ciudadanos. En la parte económica no está presentando mejor aspecto debido a los difíciles retos a los que se tiene que enfrentar a partir de hoy el Govern de la Generalitat.

Nos podemos preguntar: ¿Cuáles serían las principales consecuencias de una posible Cataluña que declarase la independencia? ¿Qué va a pasar con los trabajadores de la empresas que han cambiado su sede social de Cataluña a otra Comunidad Autónoma?

Las situación del sector turístico e industrial en Cataluña

De momento, a Cataluña, no le va nada mal con la fórmula que está utilizando. Estos son los pilares de la economía catalana. El PIB de Cataluña ha aumentado durante el 2016 hasta los 211.915 millones de euros a través de la venta de servicios, 85.435 millones de euros, y a la producción industrial, 49.715 millones de euros.

Para Cataluña el sector de la agricultura es menos importante, ya que apenas alcanza los 2.042 millones de euros. Además se puede considerar que Cataluña es la segunda Comunidad Autónoma que más dinero genera tras la Comunidad de Madrid.

Cataluña es la comunidad autónoma preferida por gran parte de los turistas que visitan España. El año pasado Cataluña lideró la llegada de visitantes extranjeros con un total de 17 millones de personas, casi un 4 por ciento más que 2015.

Este agosto ha sido positivo para Cataluña en turistas, ya que ha sido el principal destino de los turistas con alrededor de 2,6 millones de visitas, lo que supone el 24,6 por ciento de todo el turismo que visito España.

En el sector industrial, Cataluña es la comunidad autónoma que más PIB está genera de España, supone un 18,9 por ciento de España, por delante de la Comunidad de Madrid, aunque sólo sea en unas décimas. El comercio ha generado el año pasado unos 65.141,9 millones de euros y es la comunidad que más exporta de España.

Con todo estos datos, el Govern de Generalitat refuerza su idea que la economía catalana puede ser autónoma y fuerte para poder caminar por si sola, sin necesidad de ir acompañada del resto de España.

Pero la pregunta que le surge a todos en la cabeza: ¿Cuáles serían las principales consecuencias de una posible Cataluña que declarase la independencia?

¿Cómo buscará financiación Cataluña?

En una futura declaración de independencia, si no funciona la vía del dialogo, puede traer consigo varias dudas en materia de financiación. La primera que nos podemos plantear es el qué va a pasar el día 1 de la nueva República Catalana.

Aquí se puede plantear un proceso gradual en el que se pueden encontrar dificultades, y el primer paso que se tiene que dar es la búsqueda de financiación a través de emisión de bonos de deuda a corto plazo, pero en esto momentos el bono catalán está considerado basura y, por tanto, se tendrían que pagar intereses muy elevados. El Govern de La Generalitat se financia de los mercados desde el año 2012.

La financiación de Cataluña sería elevada debido a que para poder pagar los intereses se tendrían que volver a refinanciarse, pero de manera progresiva se podrían conseguir la financiación a través de intereses más reducidos.

La gran complicación es que los mercados no se fían actualmente de Cataluña y, por tanto, el Govern de la Generalitat se ve obligada a disponer de liquidez para poder pagar a las entidades bancarias, pero de nuevo sería una financiación a un alto coste.

Otra posible opción sería el aumento de los impuestos a los ciudadanos y a las empresas catalanas. Pero las empresas ya han visto peligrar su estabilidad y han cambiado su sede social a otras ciudades de España.

Esta medida cambia poco en lo práctico. Con el marco legal que hay en España, el cambio fiscal no tendrá consecuencias debido a que estas empresas ya pagaban impuesto de sociedades en España. Pero, este cambio sí va a tener consecuencias en el caso de que Cataluña declarase la independencia, ya que la sede fiscal ya estaría fuera de Cataluña y no tendrían que pagar impuestos en Cataluña.

¿Qué pasará con los aranceles y las exportaciones que se realizan ahora a España?

Cataluña actualmente se nutre de las exportaciones. Los principales importadores de los productos catalanes es el resto de comunidades autónomas de España. Cataluña es la comunidad autónoma más beneficiada por el comercio interregional con un superávit comercial de 17.900 millones de euros.

Las ventas de las empresas catalanas al resto de comunidades autónomas alcanzaron el año pasado los 61.134 millones de euros frente a los 60.526 millones de euros que exportó al resto de países.

Las gran parte de las exportaciones se realizan a Aragón y a la Comunidad Valenciana. En el caso de Aragón, las empresas catalanas venden 10.782 millones de euros. En el caso de la Comunidad Valenciana, las empresas catalanas venden 4.4994 millones de euros.

Pero una vez independizada Cataluña, se abre un problema para realizar estas ventas. Cataluña como país no perteneciente a la Unión Europea va a tener que pagar aranceles para hacer sus ventas al resto de España.

Se tendrían que pagar unos aranceles que pueden provocar una bajada de las ventas. Según el nivel de aranceles actuales se puede decir que se encarecerían de media un 15 por ciento los productos catalanes dentro de nuevo estado español.

También se tiene que contar que va a existe el boicot a los productos catalanes por el sentimiento de rechazo que se provocará, al menos los primeros años de la salida de Cataluña. Aquí podemos mirar como sería el efecto con Cataluña fuera de la Unión Europea con el proceso que se está viviendo con el Reino Unido tras el Brexit.

¿Cómo afectará al mercado de trabajado catalán?

Cuando se realice la independencia se abre un nuevo escenario dentro del mercado laboral catalán. Según los datos de paro registrados en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha aumentado en 2.988 personas durante el mes de septiembre, con un nivel de desempleados inscritos en 400.373.

En el último, ha descendido el paro en 50.708 personas, lo que supone una disminución del 11,24 por ciento en un año. Cataluña tiene un nivel de paro del 13,2 por ciento frente al 17,2 por ciento del global de España.

La pregunta es como cambiaría la situación del mercado laboral con el nuevo escenario. En Cataluña actualmente trabajan 3.270.000, y gran parte se concentra en la industria, sobretodo del automóvil y maquinaria, se concentra en Cataluña.

Alrededor de 195.000 personas trabajar en naves industriales referidas al ensamblaje automovilístico . El sector de alimentación, textil, madera y artes gráficas es el siguiente sector con más empleados, 184.600 empleados. Estos días las principales empresas han cambio de sede social sus empresas.

Los trabajadores de estas empresas sólo les afecta en un simple cambio de sede y no debería afectar a los trabajadores, de momento, ya que puede haber industrias que no quieren estar fuera de la Unión Europea.

Las empresas que no quieren quedarse fuera de la Unión Europea por temas de patentes, servicios financieros o por vínculos a procesos industriales que tienen repartidos por toda España, podrían afectar con el cierre de sus industrias o oficinas y llevarlas a otras partes. Si se produce este efecto claramente habría un aumento de los parados en Cataluña.

Por otra parte, sólo con el cambio la sede social, los trabajadores van a tener sus puestos de trabajo garantizados dentro de Cataluña. Y algunas empresas no descartan de tener dos sedes sociales para estar dentro y fuera del euro.

También se tendría que ver como va afectará a la entrada de nuevas inversiones y los incentivos que se darían. Si no se actúa rápidamente podría tener un efecto negativo y esto podría aumentar el paro en Cataluña.

¿Cómo afectará a Cataluña la salida del euro?

Otro factor que está todavía en el aire es que moneda se utilizará en la República Catalana. La moneda actual de Cataluña es el euro, pero en el futuro no lo pueden asegurar los gobernantes catalanes.

Esta claro que con las condiciones actuales de la Unión Europa Cataluña se queda fuera y, por tanto, fuera de su moneda, el euro. Cataluña puede seguir utilizando el euro de manera unilateral, pero no entraría dentro del circuito oficial del euro por lo que no podría tener capacidad de decisión dentro de las políticas que se adoptan sobre la moneda.

Existen riesgos que el Banco Central Europeo (BCE) ha indicado sobre los países que adoptan la 'eurización'. La 'eurización' unilateral no es la panacea. Sus beneficios son inciertos, mientras que los costes reales pueden ser altos. Pero seguramente que muchos catalanes piensan que se puede correr este riesgos para poder seguir trabajando y comerciando con el resto de Europa.

La gran duda de gran parte de los trabajadores catalanes, ¿qué pasará con mi pensión?

El Govern de la Generalitat ha insistido hasta la saciedad que las pensiones estarán aseguradas y serán mejores. Según los datos del Govern de la Generalitat, la Seguridad Social catalana ha tenido un déficit de 1.308 millones de euros durante el año pasado, lo que supone un 7,2 por ciento del total de España.

Según los datos del Gobierno del PP, indica que Cataluña tuvo un déficit con 4.963 millones de euros. En Cataluña hay algo más de 1.7 millones de pensionistas que tienen derecho a una prestación media de 958 euros.

La gran duda que se presenta a los trabajadores y pensionistas catalanes es quién se hará cargo de sus pensiones. Para el Govern de la Generalitat, las pensiones son un derecho contractual y, por tanto, es España quien se tiene que hacer cago del pago de las mismas mientras no se llegue a un acuerdo bilateral para llevar una transición adecuada del sistema y no se pacte el reparto de los activos y pasivos.

Por tanto, el Govern de la Generalitat pretende acuerdos bilaterales que existen como el caso de los países europeos con los ciudadanos que residen en territorio español. En el caso que no llegará a pasar, el Govern de la Generalitat tendrá que sacar este dinero de sus presupuestos.

En el otro lado, nos encontramos la versión del Gobierno del PP. Del momento, no se ha prounciado de cual sería la decisión que se tomaría.

En un sistema únicamente catalán de Seguridad Social en que las prestaciones se pagaron con arreglo únicamente a las cotizaciones pagadas en Cataluña y sin posibilidad de recibir aportaciones del resto de España o acceder a las reservas del sistema español, deberían reducirse las pensiones y demás prestaciones pagadas.

Según el estudio de 'Convivencia Cívica Catalana' esto significaría que la pensión media mensual de un pensionista catalán disminuiría en 144 euros, pasando de los 928,70 euros actuales a 784,70 euros, es decir, un 15,5 por ciento menos que ahora.

En El Blog Salmón | Este es el balance actualizado de empresas que se van de Cataluña

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio