¿Y si la SEC regulara las ICOs?

¿Y si la SEC regulara las ICOs?

Publicidad

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) ha enviado decenas de citaciones y solicitudes de información a empresas de tecnología y asesores involucrados con el mercado de las criptomonedas.

Las peticiones de información están relacionadas con la estructura de venta y preventa de las ofertas iniciales de monedas (ICOs), por medio de las cuales una empresa puede financiarse al emitir una criptomoneda.

Este tipo de operaciones, actualmente, no están sujetas a los mismos controles que se puede dar en una salida a Bolsa de forma tradicional, y la SEC ha sugerido en los últimos tiempos que muchas de ellas podrían violar la ley.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué la SEC, como organismo regulador, quiere regular las ICOs que en principio no se puede regular?

Los futuros tokens (SAFTs) se pueden someter a las leyes financieras

Las ICOs son una manera para recaudar dinero que está a mitad entre el crowdfunding y la salida de empresa a Bolsa. Por tanto, se trata de generar una cantidad de tokens que se venden a cambio de criptomonedas o de una moneda nacional.

Estos tokens que se venden a cambio de las criptomonedas o las monedas nacional, sirven para comprar bienes o servicios que la empresa que la empresa en cuestión va a ofrecer, o como una divisa de intercambio.

La SEC está analizando los acuerdos simples para futuros tokens (SAFTs) que permiten a los grandes inversores comprar el derecho de los tokens de una ICO incluso antes de que se realice su emisión. Es decir, estos derechos pueden comercializarse, por lo que se pueden clasificar como valores y someterse a las leyes financiaras actuales.

La SEC intenta disuadir a las empresas con planes de recaudación de fondos a través de ICOs

La SEC ha realizado múltiples advertencias en muchas ocasiones para instar a los usuarios e inversores de las criptomonedas y afines a ser precavidos con las ICOs que presentan carencias de aspectos legales, por más atractivas y convincentes que parezcan.

La SEC piensa que existen muchos que aprovechan de las características del anonimato de Blockchain conjuntamente a la euforia que existe en las ofertas públicas de las criptomonedas en el mercado, para que se produzcan estafas.

Por tanto, la SEC ha ido adoptando medidas entre las que destaca el contacto directo con los organismos promotores de las ICOs, dando como resultado que no pocas de ellas han ido retirando sus ofertas del mercado.

La SEC se pone en contacto directamente con las personas detrás de las ICOs individuales en actividad. Este contacto ha demostrado resultados, puesto que varias empresas con planes de recaudación de fondos a través de ICOs han desistido tras el contacto de la SEC.

Por la naturaleza de las ICOs, el SEC puede registrarlas

El principio de las ICOs es recaudar fondos públicamente para un proyecto determinado, mediante una serie de condiciones, mediante el cual la empresa que presenta la campaña de recaudación de fondos propone al público la venta de una futura moneda digital con la cual operaría en un determinado ecosistema económico de intercambio de bienes y servicios.

Esas monedas digitales serán colocadas en intercambios en un mercado secundario, con lo que pueden experimentar una revalorización a través el efecto de la oferta y la demanda. Por este motivo la SEC las quiere considerar como valores que debe controlar bajo las leyes para verificar su funcionamiento.

Debido a esta efectiva realidad funcional de las consecuencias de las ICOs, es que la SEC considera que todas las ICOs deben estar registradas ante ellos como organismo regulador.

Las ICOs se deben analizar como cualquier operación de inversión

Las ICOs siguen produciéndose en gran cantidad, y seguro seguirá siendo así, dadas las condiciones para la obtención de financiación para proyectos que de otra manera, sólo las entidades bancarias pueden financiar y de manera mucho más restringida y limitada.

Claramente que todas las ICOs no son estafas, y que muchos buenos proyectos se están impulsado a través de este proceso de financiación. No obstante, el riesgo de estafa es alto y existe una indefensión de los inversores.

Las ICOs suponen para los organismos regulados un problema. Pueden estructurarse en cualquier país que no se hayan prohibido. Los tokens se distribuyen de forma anónima por Internet. Desde un punto de vista legal, es difícil determinar dónde ocurre la transacción.

Se puede dar que en Gibraltar, donde se estructura la ICO, en Londres, donde tiene sede la compañía emisora; o en Barcelona, donde reside el comprador de los tokens.

Por tal motivo es recomendable estudiar al detalle las características de las empresas que están detrás de las ICOs, su viabilidad, verificar disponibilidad real, contactos, redes sociales, y especialmente analizar el movimiento en la comunidad crypto, es decir, como toda inversión se tiene que tener prudencia para que no nos deje una mala experiencia.

No es la primera vez que la SEC emprende medidas contra las ICOs

En 2017, se recaudaron a través de las ICOs en todo el mundo más de 4.400 millones de euros por la venta de estas nuevas criptomonedas. Entre ellas, 4 firmas españolas captaron en total más de 30 millones de euros. A pesar de las significativas bajadas del bitcoin, la cantidad y el tamaño de las ICOs han ido subiendo en 2018. En enero consiguieron recaudar alrededor de 1.177 millones de euros.

No es la primera vez que la SEC emprende medidas contra las ICOs. En enero, la SEC alertó de los riesgos de invertir en criptomonedas, ya que consideran que muchos ofertantes iniciales de criptomonedas y otros participantes del negocio no están siguiendo las leyes.

En España, tanto la Comisión Nacional de Valores (CNMV) y Banco de España tomaron en febrero una postura conjunta. Las criptomonedas no sirven para reemplazar el dinero. No lo consideran un buen depósito de valor ni una unidad de cuenta estable. Ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo en España.

Aún así, en España existen al menos 26 empresas han montado sus proyectos con las ICOs o piensan en hacerlo. Van desde plataformas educativas donde los profesores cobran sus sueldos en criptomonedas hasta microcréditos para financiar la agricultura.

Debemos tener en cuenta que son proyectos basado en una visión de servicios descentralizados en línea, donde los usuarios interactúan unos con otros sin la necesidad de una autoridad que funcione como intermediaria.

En El Blog Salmón | Las criptomonedas y sus efectos no deseados: distorsión en el capital riesgo

Imagen | Davidstankiewicz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio