El jefe infiltrado o cómo pegarse un tiro en el pie enseñando las vergüenzas de las empresas

El jefe infiltrado o cómo pegarse un tiro en el pie enseñando las vergüenzas de las empresas

Publicidad

Ayer pudimos ver en La Sexta el arranque de un nuevo reallity show empresarial, que es El Jefe Infiltrado. En este programa, el objetivo es que "los jefes" de medianas y grandes empresas bajen a la arena, se metan en la piel de los empleados, conozcan cómo se trabaja en ellas y saquen sus conclusiones y tomen las medidas que consideren oportunas.

El programa, es el típico show que busca objetivos loables (mejorar la empresa, la situación laboral, la estabilidad en la empresa...) y que termina enseñando la miserias y vergüenzas de las empresas, los jefes y los empleados tal y como podemos ver en el mismo.

Domino´s pizza, varios errores del jefe

Ayer vimos al jefe de Domino´s Pizza en las tiendas de Zaragoza pasando por diferentes puestos. ¿Qué errores cometió este jefe? Uno muy gordo, fue cuestionar al propio empleado cuando se negó a dejar una pizza porque le pagaban con un billete de 100 euros. No he hecho nunca un pedido a Domino´s Pizza y no sé si hacen como su competencia Telepizza que te preguntan el cambio necesario, pero como es lógico, si hay algún problema con ese billete de 100 euros, el responsable va a ser el repartidor y no la tienda. Es lógico que el repartidor extreme las precauciones en todos los sentidos.

El segundo tiro en el pie se lo pega la propia encargada cuando le pide a los repartidores que sigan trabajando después de acabar su turno. Aquí falta la coletilla de "esto son horas extras" y se pagan a XX euros o si no, penosa imagen de tu empresa estás dando. Por último, una reflexión sobre el ridículo personal. Lo que para una persona puede ser muy divertido, como es ponerte un disfraz de ficha de dominó y repartir globos en la calle, para otra persona puede resultar de un ridículo impresionante. ¿Qué motivación vas a pedir aquí exactamente?

El caso de Limasa, para nota

El caso de la empresa de limpiezas de Limasa, es un caso para analizar realmente qué plan de prevención de riesgos laborales tienen suscrito, quién lo supervisa y cómo se cumple. No me puedo creer que los trabajadores de una planta de reciclaje de basuras trabajen sin mascarilla y que el propio plan de riesgos no contemple esto.

Mención especial al tema del tabaco en la cabina del camión. Está claro que en los puestos de trabajo no se fuma, pero viendo las condiciones sanitarias con las que trabajan en este segmento, me parece a mí que el asunto del tabaco es un mal menor y cogérsela con papel de fumar, cuando las quejas son sobre el propio estado de los vehículos y de las condiciones sanitarias de todos los puestos, mejor no hablamos.

Conciliación laboral y contratos temporales

Por último, una tónica de ambos programas son las dificultades de varios trabajadores a nivel económico y a nivel de conciliación laboral y personal. Los horarios de trabajo son los que son y como he dicho ya en múltiples ocasiones, el trabajo nocturno o el trabajo de hostelería, tiene difícil encaje por el hecho de que tú trabajas cuando el resto está de fiesta o durmiendo. ¿Se puede conciliar la vida personal ahí? Dificilmente, la verdad.

No quiero dejar de lado tampoco el hecho del chico de Domino´s Pizza que tiene que pedir ayuda a Cáritas para comer. Una persona que tiene un contrato de 10 horas y un salario neto de 310 euros, no puede mantener una familia si trabaja él solo. El perfil estándar del trabajador de restaurante de comida rápida ha sido siempre el perfil del joven, estudiante que complementa los estudios con este trabajo o de persona que no quiere/puede trabajar 40 horas a la semana. ¿Tan difícil es ampliar jornada o establecer procedimientos que doten de jornada completa en la empresa a los trabajadores que lo pidan?

En definitiva, mucho teatro, mucho show preparado, ruido para la empresa y más luces que sombras en todos los casos expuestos por ahora. Casos que ponen de manifiesto que la gerencia empresarial de este país necesita un reciclaje y aprendizaje continuo. Lo que debería ser habitual, que los jefes bajen a la arena sin caretas, lo estamos convirtiendo en un hecho excepcional. Clara imagen de la desconexión que existe entre la pirámide y la base de cualquier organización con un tamaño mediano o grande.

En El Blog Salmón |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio