23 errores u omisiones en los borradores del IRPF que no contempla Hacienda

23 errores u omisiones en los borradores del IRPF que no contempla Hacienda

Publicidad

Estamos en plena campaña de renta 2013 y los contribuyentes más rápidos han corrido raudos y veloces a confirmar su borrador de la declaración de la renta si se Hacienda se lo ha emitido, probablemente sin revisar a fondo bastantes puntos que pueden haber pasado por alto.

Pero como viene siendo habitual, el borrador del IRPF "no es perfecto" y bien contiene puntos que se deben revisar siempre o hay omisiones que perjudican seriamente el bolsillo del contribuyente. Si tienes el borrador de la declaración de la renta en tu poder, antes de confirmarlo tienes que revisar siempre:

  • Cuotas sindicales y colegios profesionales. Si las tienes, hay que incluirlas y Hacienda nunca las incluye.
  • Errores en las Referencias catastrales de garajes e inmuebles.
  • Cambios en minusvalías del declarante durante el año 2013.
  • Fallecimiento de uno de los cónyuges. Adiós a la confirmación del borrador. Estás obligado a renta individual para cada uno de los cónyuges.
  • Matrimonios o separaciones producidos durante 2013.
  • Importe de las pensiones compensatorias a ex cónyuge y anualidades por alimentos a los hijos comunes.
  • Nacimientos y adopciones en 2013.
  • El importe de seguros de incendios de vivienda y de vida exigidos al formalizar hipoteca de la vivienda habitual
  • Deducción del pago hipoteca de vivienda habitual del ex cónyuge e hijos
  • Donaciones deducibles que pueden no estar incluídas en el borrador o datos fiscales.
  • Revisión de las deducciones autonómicas.

En otra serie de casos, tendrás que rectificar el borrador en los siguientes casos:

  • Tus datos personales están incompletos (nuevos declarantes)
  • Separación matrimonial con hijos comunes
  • Contribuyentes con posible percepción de anualidades o pensiones compensatorias
  • Descendiente nacido o adoptado en 2013
  • Descendiente sin NIF con 14 años o más
  • Contribuyentes con percepciones INEM e hijos menores de 3 años
  • Haber declarado en ejercicios anteriores rentas de trabajo no sujetas a retención
  • Contribuyentes con alguna incoherencia para el cálculo de las reducciones por circunstancias laborales
  • Tener imputadas por terceros rentas profesionales de escasa cuantía (clave G, menor de 5.000 €)
  • Subvenciones sin identificar el destino de la misma
  • Existencia de dos o más préstamos hipotecarios
  • Contribuyentes que no consignaron su referencia catastral en declaraciones anteriores

Precipitarse a la hora de confirmar el borrador es un mal camino puesto que la rectificación posterior del mismo es un pelín compleja si el saldo a rectificar es a favor del contribuyente por no haber incluído alguna deducción o punto que nos beneficie.

En El Blog Salmón | Arranca la campaña de la Renta 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio