En EEUU baja el paro pero los sueldos no suben

En EEUU baja el paro pero los sueldos no suben

Publicidad

La tasa de paro en Estado Unidos se ha reducido hasta el 3,9 por ciento y ha marcado un mínimo desde finales de 2000 tras 6 meses consecutivos en el 4,1 por ciento. El número de desempleados ha disminuido hasta llegar a los 6,3 millones de trabajadores, según datos del Departamento de Trabajado de Estados Unidos.

La economía en Estados Unidos ha creado 164.000 nuevos empleos, ligeramente por debajo de los 195.000 que se habían previsto. La tasa de participación en el mercado laboral ha disminuido hasta llegar al 62,8 por ciento desde el 62,9 por ciento, la que ha hecho que la tasa de paro se haya reducido hasta el 3,9 por ciento.

Nos podemos preguntar: ¿Qué tiene que ver los tipos de interés de Estados Unidos con la subida de salario de los trabajadores?

Existe un aumento del salario medio por hora pero no suficiente respecto al aumento de empleo

El salario medio por hora de trabajador ha aumentado tan sólo un 0,1 por ciento, por debajo del 0,2 por ciento, lo que deja la subida interanual de los sueldos de los trabajadores estadounidenses en el 2,6 por ciento. Así que por el momento la Reserva Federal de EE.UU. (FED) no tiene ningún tipo de presión adicional para acelerar el proceso que ha iniciado de normalización monetaria.

Los analistas comentan que los datos confirman a la Reserva Federal de EE.UU. (FED) que un proceso más lento del aumento de los tipos de interés sigue siendo lo mejor para Estados Unidos.

La creación media de empleo en el último trimestre ha sido de 207.000 empleos, por encima de los 150.000 empleos necesarios para mantener la tasa de desempleo a niveles actuales. Sobre el sueldo, los empresarios están anclados, lo que indica que no existe preocupación de que la inflación comience a aumentar de forma agresiva.

Los datos están en consonancia de las previsiones de la Reserva Federal de EE.UU. (FED), por lo que se va a mantener en el actual escenario de los 2 aumentos de los tipos de interés durante el 2018.

La Reserva Federal (FED) insiste en mantener los tipos de interés en el rango del 1,5 al 1,75 por ciento, ya que consideran que el avance de los precios se acerca al objetivo del 2 por ciento a medio plazo y puede así continuar con intención de llevar a Estados Unidos a una normalización monetaria.

Crecimiento de trabajo por debajo de lo esperado

La creación de trabajo ha sido menor de lo esperado por los analistas, que habían pronosticado una creación de 189.000 empleos, la reducción de la fuerza laboral han propiciado esta disminución del desempleo. No obstante, la tasa de paro se ha reducido más de lo que se esperaba.

La creación de empleo también ha sido inferior respecto a la media de los últimos 12 meses, que se encuentra en 191.000 nuevos empleos.

El dato es positivo, puesto que también ha supuesto una reducción en la tasa de paro U6 hasta el 7,8 por ciento, que incluye a los desempleados desanimados que no buscan empleo y a los empleados a tiempo parcial que preferirían trabajador más horas, lo que indica que la holgura en el mercado laboral es ya bastante escasa.

El número de personas desempleadas es de 6,3 millones. Esta disminución se corresponde con la reducción en más de 200.000 personas de la fuerza laboral, empleados y desempleados que buscan trabajo, que ha pasado desde 161,763 millones de personas hasta los 161,527 millones de personas.

El descenso de la fuerza laboral provoca una menor tasa de participación

El descenso de la fuerza laboral ha reducido la tasa de participación desde el 62,9 por ciento hasta el 62,8 por ciento. La población activa respecto a la población total ha caída desde el 60,4 por ciento hasta el 60,3 por ciento.

Las personas que se encuentran fuera de la fuerza laboral, no trabajan ni quieren trabajar, se han incrementado en 400.000 personas hasta los 95,7 millones.

Por el lado de la remuneración de los trabajadores, los salarios se han incrementando en un 2,6 por ciento interanual. Por su parte, la media de los salarios aumentó en 4 centavos la hora el pasado mes, equivalente a un 0,1 por ciento intermensual, para situarse en 26,84 dólares.

El dólar sigue subiendo respecto al euro, que se coloca en los 1,196 dólares por unidad de euro. El índice dólar estadounidense sube un 0,08 por ciento y sigue en máximos desde diciembre de 2017.

Los analistas ya esperaban un dato más débil debido al extraordinario dato los anteriores meses, cuando la economía generó más puestos de trabajo.

Es normal que las cifras del sector constructor y del sector minorista hayan sido negativas, ya que en meses anteriores mostraron una creación de empleos que no era sostenible. El mal tiempo también ha afectado de manera negativa.

Las nevadas que se han registrado en la zona norte de EE.UU. durante estos últimos meses. La menor creación de empleo no se debe considerar una debilidad del mercado laboral y se puede valorar de forma positiva la evolución de los salarios.

Su previsión es que la Reserva Federal (FED) mantenga la normalización de su política monetaria y suba los intereses 2 veces más durante 2018, tras la subidas de tipos de interés realizada en marzo de este año.

En El Blog Salmón | ¿Por qué la debilidad del euro está frenando al BCE para volver a la normalidad?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio