Dividendos vs sueldos, así es el nuevo modelo productivo de España

Dividendos vs sueldos, así es el nuevo modelo productivo de España

Publicidad

Hace ya una década que empezó la recesión económica, las empresas en España que no son financieras obtienen unas rentas por valor 267.000 millones de euros, unos 98.000 millones de euros más que en el año 2008.

Con esas rentas, se han distribuido alrededor de 15.000 millones euros más en dividendos, invierten casi tanto como en plena burbuja y se han desendeudado bastante. Sin embargo, están dedicando alrededor de 10.000 millones de euros menos a los salarios pese estar produciendo lo mismo.

Aunque está vez se está utilizando un modelo con mucho menos ladrillo y más exportaciones, que resulta menos beneficioso para los trabajadores pero también está generando menos deuda.

Nos podemos preguntar: ¿Cuál es es el nuevo modelo productivo de España para que afecte a los sueldos de los trabajadores españoles?

La economía parece que ha vuelto a niveles precrisis

La economía española ha vuelto a los niveles perdidos durante la crisis económica, y las empresas son las que han salido mejor. Si analizamos los datos del 2007 de las sociedades no financieras, en su conjunto, este tipo de empresas se encuentran mejor, como se puede ver en la gráfica “Cuentas de las empresas no financieras (DIFERENCIA 2008-2017)”:

Cuentas De Las Empresas No Financieras Diferencia 2008 2017

Este proceso se da al enfrentarse con una crisis financiera, las empresas reaccionan aumentando sus márgenes para poder autofinanciarse a la vez que reducen la demanda. Es decir, han ajustado los costes. Y lo primero que se recortó fue el empleo.

Durante algunos años, la partida que se dedicaban a las empresas a la remuneración de sus empleados disminuyó 65.000 millones de euros. Esto se produjo por el gran ajuste en plena recesión, consiguiendo que en el año 2009 sus rentas aumentaran en unos 30.000 millones de euros hasta los 200.000 millones de euros.

En 2012 se mantuvieron estables cerca de esta cifra de rentas a pesar de reducirse la demanda doméstica. Al mismo tiempo, muchas empresas se fueron al mercado exterior, y el pago por intereses empezó a disminuir a gran velocidad. Las exportaciones y la disminución de la carga financiera también contribuyó a mantener el nivel de beneficios.

Como se puede ver en la siguiente gráfica la evolución en tanto por ciento de las cuentas de las empresas no financieras de 2008 a 2017:

Diferencia Tanto Por Ciento Cuentas De Las Empresas No Financieras 2008 2017

Las empresas españolas dedican menos a los salarios y más a los dividendos que antes de la crisis

Tan pronto que se empezó a ver una leve recuperación de la economía, los excedentes de las empresas han vuelto a surgir hasta llegar a los 267.000 millones de euros a finales de 2017. En esta fase, las empresas no tienen que mejorar sus márgenes. Sólo han tenido que aumentar los ingresos que les han aportado unas mayores ventas.

Durante estos años que se ha vuelto a un crecimiento sostenido en España, la retribución de los trabajadores también se ha recuperado. Pero no ha sido al mismo ritmo. Con 10.000 millones de euros menos, todavía no ha recuperados los niveles que se dieron durante el 2008.

Pero debemos tener en cuenta que la factura por intereses se ha reducido hasta llegar a los 55.000 millones de euros, por la aportación de la política monetaria del BCE, la disminución de la deuda y la muerte y desaparición de empresas que estaban muy endeudadas.

¿Qué han hecho las empresas con el aumento de las ventas por valor de 98.474 millones de euros más que en 2008?

Con este incremento han vuelto a los niveles de inversión previos a la crisis. Además, las empresas destinan 15.663 millones de euros más en dividiendo, un aumento del 33 por ciento, aunque proporcionalmente de dedican menos porque existen unas bajas rentabilidades de un entorno de tipos bajos.

Pero un gran factor es la bajada de la deuda. Las empresas han pasado de necesitar financiación en 44.000 millones en 2008 a tener una liquidez anual durante el 2017 de 34.000 millones de euros. Por tanto, la deuda se ha reducido en 285.000 millones desde principios del 2009.

Ahora tenemos los mismos niveles en los pasivos del mismo volumen del 2008, pero con una estructura más saneadas:

  • Empresas más capitalizadas con acciones.
  • Las empresas tienen más activos financieros y son menos dependientes a la deuda externa.
  • Las empresas son menos dependientes a los tipos interés, como se puede ver en la gráfica “Evolución del pago de intereses de empresas no financieras”:
Pago Intereses Empresas No Financieras

Un nuevo equilibrio que no favorece a los sueldos de los trabajadores

Nos encontramos en un nuevo modelo de empresas y que están saneadas pero menos favorable para sus empleados. Gran parte de esto se explica en el cambio de sectores que se trabajaban durante la crisis. Se ha sustituido la construcción, muy intensiva en mano de obra, por las exportaciones, que precisan menos trabajadores para producir lo mismo.

Se está dando el hecho de recuperar el PIB con 1,6 millones de empleos menos. Además, se ha ganado peso en el sector servicios. En España hay muchos trabajadores desplazados por la crisis han acabado en actividades de servicios menos productivas y, por tanto, con mucho menos salario. O son trabajadores temporales y de la economía sumergida, donde es más difícil mejorar la productividad y, por tanto, sus sueldos.

Existe un paro elevado y una presión a la baja sobre los salarios. Esto va a resultar aún mayor en esas profesiones que requieren poca preparación.

La baja inflación, la competencia de otros países y los coletazos de la crisis han hecho que los trabajadores han reducido sus reivindicaciones laborales. Tampoco las empresas están en la misma situación, y muchas empresas son precavidas en aumentar su plantilla de trabajadores obtando sólo en la contratación temporal.

En El Blog Salmón | Hasta que el paro no baje 800.000 desempleados los sueldos no empezarán a crecer

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio