Cuando la igualdad y el amor causan desigualdad

Cuando la igualdad y el amor causan desigualdad

Publicidad

¿Puede la igualdad causar desigualdad? Por lo que muestran algunos estudios en Estados Unidos sí, especialmente porque tendemos a emparejarnos con personas de una posición económica y sociocultural parecidas. Esto se le llama emparejamiento selectivo o en inglés “assortative mating”.

Bien, esto de que busquemos a nuestros iguales para emparejarnos y formar hogares no está sino provocando que aumente la desigualdad entre clases. Esto es algo que se lleva tiempo observando en EEUU, y está incrementando la desigualdad.

Es cierto que en la vida real existen muchos ejemplos, como por ejemplo la reciente boda entre el Príncipe Harry y Meghan Markle, pero en la realidad sucede que las parejas tienden a tener un nivel educativo y económico similar en el mundo real. En el pasado los Don Drapper se casaban con sus secretarias o los médicos con enfermeras, ahora eso está cambiando. En 1952 o ingresos de la mujer eran el 52% del de sus maridos, hoy en día suponen un 78% (siempre hablando de EEUU).

Emparejamientos entre iguales

Cada vez es más frecuente que las mujeres ganen más que sus maridos. Según el Bureau of Labor Statistics de EEUU en 1980 esto sucedía en el 18% de los casos, en 1990 en el 23% de los casos y hoy en día en el 29% de los casos. Es decir, la desigualdad a favor de los hombres cada vez disminuye más.

Además las nuevas generaciones tienen a ser más igualitarias en factores que tradicionalmente han hecho que la mujer dedique menos tiempo a su ocupación: las tareas domésticas y el cuidado de los hijos. Esto hace que potencialmente en el futuro esta división entre clases pueda seguir incrementándose.

Se suele entender que las mujeres son más selectivas que los hombres a la hora de elegir pareja, aunque algunos estudios muestran que cambiando el contexto, los hombres se vuelven más selectivos y las mujeres menos selectivas. Ante una igualdad salarial, vemos que las parejas tienden a unirse en entorno más igualitarios.

Es normal que las parejas se unan con personas con las que tengan cosas en común, y sean aficiones o perspectivas vitales. Sucede que muchas parejas se forman en entornos comunes, a los que no puede entrar todo el mundo. Por ejemplo en la universidad, en clubes deportivos, oficinas, etc. Después de unos años en la universidad o trabajando vemos parejas que se forman en estos entornos y acaban en matrimonio. También es normal, mis amigos por ejemplo provienen en su mayoría del colegio, la universidad, vecinos y compañeros de trabajo. Es habitual que la amistad se forje entre aquellos que han pasado más tiempo juntos o tienen intereses comunes.

Hace tiempo oí una conversación entre dos amigos, uno contaba como una camarera joven le había dado su teléfono, cuando el otro le animó a contactar con a camarera, su respuesta fue “¿qué voy a hacer con una camarera?” (No es una opinión que comparta).

El auge de las Power Couples

4778539880_e23af75e89_o.jpg

Una Power Couple es una pareja en la que ambos miembros de la misma son extremadamente exitosos en su campo. Un ejemplo sería los Clinton, Kim Kardashian y Kanye West, o más cercanos en España eran Pedro J Ramírez y Ágata Ruíz de la Prada.

Bien estas Power Couples (más modestas) muchas veces son las que acaban formando esa aristocracia del 9,9% de la que hemos hablado alguna vez al comentar que la desigualdad es pegajosa entre generaciones. Además es muy difícil evitar que se formen, salvo que se obligue por parte del estado a casarse con alguien que no se quiere casar uno o a que uno de los dos renuncie a su carrera.

La única política pública que se podría hacer sería aumentar los espacios de convivencia entre distintas clases sociales, no obstante, esto es algo bastante difícil de conseguir.

No obstante, puede, y esto es un especulación mía, que exista algo que esté cambiando esto, aunque no hay estudios que lo indiquen, las aplicaciones y webs para conocer pareja que cada vez son más frecuentes y habituales. Aunque no hay estudios que hablen sobre el nivel de ingresos o el nivel educativo de las parejas que se forman mediante estos servicios, si los hay que indican que las bodas entre parejas de distintas etnias o creencias religiosas se están incrementando fuertemente.

Así que es posible que este problema se reduzca, sin intervención pública alguna, en los próximos años. Siempre habrá a quién le guste compartir su vida con una persona tan exitosa o más como uno mismo.

En El Blog Salmón | La conspiración para contratar a los pijos vs los curriculums ciegos

Más información | The New York Times, El País

Imagen | -closed- look 4 /MyVisualPoetry

Imagen | CocteauBoy

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio