Así consiguen las aerolíneas de bajo coste ser tan baratas

Así consiguen las aerolíneas de bajo coste ser tan baratas

Publicidad

¿Has viajado en bajo coste? Posiblemente es más fácil encontrar a europeos que sólo han viajado en aerolíneas de bajo coste que a los que no lo han hecho. Y es que Europa es la región del mundo donde más éxito han tenido las aerolíneas de bajo coste, por mucho que a este tipo de aerolíneas se le haya visto en todas las regiones del mundo.

La pregunta suele ser ¿cómo en un sector tan competitivo y regulado como es la aviación comercial consiguen ser tan baratas? Bueno, digamos que hay una serie de trucos, pero también es cierto que las aerolíneas de bajo coste consiguen reducir sus gastos mediante el ahorro en todos los gastos posibles que puede tener operar vuelos.

Así ahorran en aviones:

Las aerolíneas de bajo coste ahorran en sus aviones, no necesariamente haciéndolos más inseguros comprando aviones más viejos, sino que hay otros modos en los que se puede ahorrar (y mucho) a la hora de comprar aviones.

  • Un solo tipo de avión: tener una flota de uno o dos tipos de avión en aviación comercial se conoce como tener una flota “streamlined”. Esto permite a las aerolíneas ahorrar en mantenimiento, ya que u mecánicos sólo tienen que conocer un tipo de avión, así como su tripulación. También permite obtener los aviones más baratos por la fuerte influencia que tienen sobre los fabricantes. Por eso las aerolíneas de bajo coste suelen tener un único tipo de avión, como Ryanair que sólo utiliza Boeing 737. Por cierto, también es una táctica usada por aerolíneas que no son de bajo coste, como Emirates cuya flota en el momento de escribir esto se compone de Boeing 777 y Airbus A380.
  • Aviones más nuevos suelen implicar aviones más eficientes en el consumo de carburante, algo en lo que las aerolíneas de bajo coste siempre querrán ahorrar.
  • Más pasajeros por avión, usando el interior más básico que acomode a más pasajeros de modo que se maximiza el beneficio.
  • Más vuelos: los aviones de las aerolíneas de bajo coste suelen estar más explotados que los vuelos de las aerolíneas, ya que el mismo avión desde primera hora hará varios vuelos a lo largo del día.
  • Por supuesto, nada es gratis en una aerolínea de bajo coste. Si tenemos sed u hambre, tendremos que pagar precios muy altos por el producto. Si queremos elegir asiento, llevar equipaje u otras muchas cosas que damos por hechas (como una manta y una almohada en un vuelo transatlántico), también tendremos que pagar.

Así ahorran en personal

7141688277_b30a689133_o.jpg
  • El personal de una aerolínea tiene menor “training” o formación que el personal de otra aerolínea no low-cost, no en motivos de seguridad, pero sí en hospitalidad y atención al cliente.
  • Los empleados por de una aerolínea de bajo coste son más jóvenes y con menos experiencia, al comienzo de su vida laboral y por tanto cobran menos y trabajan más. Eso sí, en cuanto pueden, tienden a irse a la competencia.
  • Además están más explotados, trabajan más horas y vuelan el máximo legal que permite la regulación. Adicionalmente se le encargan tareas, como la limpieza del mismo.
  • Los trabajadores de las aerolíneas tienen objetivos de ventas en los vuelos, que tienen que cumplir. Si no lo hacen, pueden perder su empleo.
  • También estos trabajadores están menos sindicados que otras muchas empresas y son más fácilmente reemplazables que los de las aerolíneas tradicionales, en poco tiempo se puede encontrar otra persona que haga el trabajo.

Así ahorran en aeropuertos

  • Las aerolíneas de bajo coste utilizan aeropuertos baratos y secundarios, muchas veces siendo responsables de la mayor parte del tráfico aéreo del aeropuerto. Eso les permite tener un mayor poder de negociación con el mismo y que acepte sus condiciones, o puede que se queden sin vuelos y dejen de existir. De hecho muchas veces hasta cobran subvenciones por volar a un lugar concreto.
  • En caso de que no puedan volar a un aeropuerto barato y tengan que ir a uno caro, lo harán en horas menos interesantes para los demás vuelos, adaptando sus horarios a aquellos en los que el aeropuerto principal sea más barato.
  • Además pasan menos tiempo en el aeropuerto, ya que suelen operar bajo la máxima de que los aviones cuando vuelan ganan dinero, mientras que cuando paran, dejan de ganar.
  • Los vuelos que hacen son directos, si anteriormente a las aerolíneas de bajo coste se pensaba que los vuelos ofrecían una demanda, se descubre que las aerolíneas ofreciendo un vuelo barato crearán su propia demanda, ya que la gente usará esos vuelos simplemente porque “es barato”.

Menos costes administrativos

  • Las aerolíneas de bajo coste tienen una estructura empresarial más ligera, y además alojada en oficinas baratas en las afueras, por ejemplo las oficinas de EasyJet cerca del aeropuerto de Luton son un hangar pintado de naranja. Esto les hace tener menos empleados por pasajero, y a menor coste.
  • No permitir conexiones, las aerolíneas de bajo coste no ofrecen conexiones, el pasajero tiene que comprar dos vuelos por su cuenta y riesgo. Esto hace que en caso de retraso no tengan que indemnizar o realojas al pasajero que pierde el avión, ni tengan que soportar un sistema de billetes más complejo ni pagar al personal de tierra que haga la conexión.
  • Menos gastos de publicidad (y viral): estas aerolíneas destacan por gastar muy pocoen publicidad y hacerla orientada a un público que no busca elegancia, sino bajos precios. Eso hace que usen a políticos, famosos o incluso a monarcas sin su permiso. O también a la competencia, como hicieron los directivos de EasyJet en su momento con la bajo coste lanzada por British Airways.

Pregunta a los lectores ¿prefieren aerolíneas de bajo coste o tradicionales?

En El Blog Salmón | IAG ¿acabará comprando Norwegian? y Multado Elon Musk, abandona la presidencia ¿a dónde va Tesla?

Imagen | markyharky

Imagen | markyharky

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio