Publicidad

Educación en Corea del Sur

Corea del Sur obtiuvo unos de los mejores resultados en PISA del mundo. Aprovechando que dentro de poco se publicarán los resultados de 2012, tal vez lo mejor sea echarle un vistazo a como lo consiguió el ganador de 2009. Una pequeña (en superficie) nación situada en una esquina de la costa de Asia cuyo único vecino con el que comparte frontera es inestable y poco amistoso,, en cambio han conseguido tener marcas reconocidas a nivel mundial (Samsung, Hyundai..) y una economía envidiable ¿son envidiables sus resultados académicos?

Los resultados sí, ser los primeros en comprensión lectora, los segundos en matemáticas y los cuartos en ciencias es un gran logro. Pero si Otto von Bismarck dijo que el pueblo no debía saber como se hacían las leyes ni las salchichas, mirando de cerca los procesos de Corea no parecen tan atractivos. Yo diría que envidiables los resultados, pero no los medios empleados para conseguirlos.

Hawongs, o cómo un maestro gana 4 millones

Kim Ki-hoon es un maestro de inglés que trabaja unas sesenta horas semanales. De esas 60 horas no emplea más que tres en dar clase, las cuales son grabadas y vendidas online por cuatro dólares la hora. La mayor parte de su tiempo lo dedica a responder preguntas, desarrollar lecciones y escribir libros de texto y otros materiales de estudio, hasta ahora unos 200. Se trata del maestro mejor pagado del país, pero no trabaja para el estado.

Las clases particulares y las academias no son algo raro en España, pero en Corea del Sur han tomado un nivel distinto con los llamados hawongs. Kim Ki-hoon trabaja para uno llamado Megastudy que cotiza en la bolsa. Además como su nombre es una marca emplea 30 personas que le ayudan en las tareas de grabación y publicación de material de estudio. Pero existen otros muchos hawongs en Corea del Sur de distintos tamaños. Son un negocio pujante. Aunque a las clases de Kim Ki-hoon van algo más de cien alumnos (los grupos normalmente son más reducidos), unos 150.000 estudiantes siguen sus clases online.

Es cierto que Corea del Sur ha conseguido pasar de un país rural a uno de los mejores educados del mundo, pero aparte de las políticas públicas, existe un esfuerzo brutal detrás. Los alumnos tienen su horario de colegio normal, pero después tienen sus horas de trabajo en un hawong. Al contrario que en un colegio en el que los alumnos tienen al profesor que les toque, en los hawongs eligen al profesor que quieren, obviamente porque pagan por ello.

El 90% de las familias surcoreanas gastan una media de 400 euros mensuales en que sus hijos vayan al hawong. Se estima que los padres con hijos en edad escolar acaban gastando alrededor del 25% de sus ingresos netos de media en la educación de los hijos, no sólo en hawongs, sino también en materiales adicionales para el estudio. Un gran negocio para aquellas empresas que se dedican a ello que permite maestros estrella como Kim Ki-hoon.

Los alumnos luego acaban teniendo jornadas de unas diez horas diarias, mucho más en los años previos a la universidad. Los resultados lo dan, más del 90% acaban los estudios secundarios y más del 60% finalizan los universitarios.

Los alumnos de Corea del Sur estudian dieciséis horas de media más semanales que la OCDE. Este esfuerzo tiene unos costes humanos tremendos, el 53,4% de los estudiantes piensan que la competitividad es excesiva y el 8,8% ha pensado en quitarse la vida alguna vez. El gobierno ha llegado a legislar para limitar las horas de clase de los hawongs. Pero ¿para qué estudian tanto en Corea del Sur?

Universidades SKY

El sistema educativo surcoreano puede ser muy bueno a nivel secundario, pero no tanto a nivel terciario. Las universidades de Corea del Sur no destacan especialmente en los rankings mundiales, algo que se esperaría que sucediera de un país tan obsesionado con la educación. Pero que no tengan prestigio fuera del país, no significa que no lo tengan dentro. Y las tres universidades que más prestigio tienen y por las que se esfuerzan en entrar los jóvenes surcoreanos están en el SKY.

Universidad Nacional de Seúl, Universidad de Korea y Universidad Yonsei son las tres universidades con más prestigio en la tierra de la calma matutina (al menos en su parte sureña). Pública la primera y privadas las otras dos, las tres están en la capital y no paran de producir directivos y miembros del gobierno todos los años. Además son altamente selectivas, por lo que sus estudiantes puede que se hayan pasado el último año pre-universitario durmiendo muy pocas horas con tal de aprovechar al máximo el tiempo con tal de entrar en una de estas universidades.

En el país hay muchas más instituciones de educación terciaria, pero ninguna tiene tanto prestigio como estas tres en el país. Con la competencia que se tiene, si tus padres no te han pagado clases en un buen hagwon, lo más probable es que no vayas a conseguir entrar en una de estas, de hecho, es poco probable que consigas entrar en la universidad.

Eso no significa que no haya que tener un expediente académico brillante para entrar en una buena universidad, pero a base de estudiar mucho y restarle horas al sueño los surcoreanos acaban entrando en la universidad, con suerte en una SKY.

Corea es un país que poco a poco va imponiendo su cultura en el resto, aunque que se baile el Gangnam Style en las discotecas de occidente no significa que los jóvenes del resto del mundo estén dispuestos a sufrir tanto como sus compañeros de quinta coreanos.

En El Blog Salmón | Hablemos de chaebols y La banda ancha en Corea: un asunto de estado, La OCDE nos da algunas pistas sobre la situación de la educación en España y Polacos instruidos
Más información | PISA 2009 (pdf), WSJ, Forbes y ABC
Imagen | jgmarcelino

Publicidad

Comentar

40 commentarios